Archivo Histórico provincial en el antiguo Convento de San Francisco de Ourense.

El jurado tuvo en cuenta que una parte de esta intervención, el acceso al claustro del convento, ya fuera destacado como finalista en la primera edición de los premios de arquitectura.
Cabe destacar la extraordinaria calidad de la intervención, que pone en valor un edificio declarado bien de interé cultural, muy afectado por las obras realizadas en su día para adecuarlo al uso de cuartel militar.
La rehabilitación iserta en el edificio el nuevo programa funcional, adecuándolo de una forma fluída a su realidad física, respetando sus valores y estableciendo un fructífero diálogo entre los elementos antiguos, que se conservan, y los nuevos, que se integran.
El respeto por los valores culturales e históricos del inmueble, cuando lo permite la desaparición de los elementos de la edificación original, no impide a los arquitectos la experimentación de nuevas concepciones espaciales -en determinados ámbitos especialmente significativos del conjunto: accesos y sala capitular- valorando los elementos que permanecen.
Finalmente, cabe destacar el interé de la intervención por situar el edificio en su contexto histórico, poniendo de manifiesto elñ vacío que generó el traslado de la iglesia del convento, y por crear, junto con la biblioteca pública, un espacio cultural de gran interé en la ciudad de Ourense.


Categoría: 
Premio gallego de rehabilitación


ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL EN EL ANTIGUO CONVENTO DE SAN FRANCISCO de Ourense.

El Convento de San Francisco está situado en la calle Emilia Pardo Bazán de la ciudad de Ourense. Sus históricos muros se encuentran en la parte alta, más conocida como atalaya de Vista Alegre. La nueva sede del Archivo Histórico Provincial está destinada a convertirse en un gran complexo cultural, muy ligado a la Biblioteca Pública del Estado, el Conservatorio de Música y Auditorio de la ciudad.

Dentro del complejo, se desarrolla un programa completo en respuesta a requerimientos funcionales que se organizaron en tres áreas principales:

 Área reservada, de acceso restringido (depósitos y zona de trabajo).

 Área privada, de acceso controlado (oficinas y administración).

 Área de acceso público (salas de consultas, salas de exposiciones y claustro).

En la búsqueda de diálogo, la compatibilidad de nuevos usos con la estructura original del edificio, la necesidad de intervenir de una manera sutil y darle todo el protagonismo al convento, se recuperaron y se conservaron grandes naves de planta abierta donde se disponen los necesarios espacios de recepción, salas de exposiciones, salas de investigación y consultas, salón de actos, aulas y gabinetes pedagógicos, oficinas administrativas y dirección entre otros.

El conjunto conventual fue enteramente restaurado a través de este proyecto arquitectónico que comprende múltiples campos y disciplinas (arquitectura, ingeniería, arqueología, restauración e interiorismo) que afectan al bien patrimonial y su entorno, para que el conjunto histórico recupere el protagonismo perdido. El resultado final permite valorar el convento y especialmente su claustro gótico, pudiendo así mantener los futuros procesos de conservación.

En definitiva, el convento supo evitar con firmeza el paso de los siglos a pesar de que desde sus orígenes sufrió múltiples metamorfosis que pusieron en peligro su continuidad, sufriendo innumerables intervenciones que adaptaron sus espacios a nuevos usos y destinos.